Caída del imperio Nokia

Escrito por caso-nokia 11-04-2018 en economía. Comentarios (0)

ACERCA DE NOKIA

Nokia es una compañía finlandesa, que fue fundada en 1865 por Freddrik Idestam, en sus inicios se dedicó a la fabricación de pulpa de papel, gracias a esto ganó la medalla de bronce en la feria Mundial de París. Desde ese momento, Nokia comenzó a ser reconocida, por lo cual aplicó el branding en todos sus productos. Después de 10 años de su fundación, el presidente de la empresa, decidió lanzar la expansión a la generación de energía. Se involucró por primera vez en el mundo de las telecomunicaciones en el año 1960, con la creación del departamento de electrónica de la compañía de cables, después de tres años Nokia produjo un radioteléfono. 

En la actualidad, la empresa Nokia no se parece a lo que hacía en sus inicios, hace 10 años era líder de mercado , hasta el año 2007 Nokia obtuvo el  51.4% de cuota de mercado aproximadamente y facturaba 30.000 millones de euros anuales. Sin embargo, hoy en día ha perdido un 80% de su capitalización. Esta empresa finlandesa, el que fue número uno mundial del sector de telefonía, perdió casi 1000 millones de euros en el tercer trimestre. En 2011, sus pérdidas en los primeros nueve meses se habían limitado a 92 millones.
En definitiva, hoy en día el mundo de la telefonía móvil está sufriendo una revolución brusca y una competencia paralela entre sus rivales. Debido a la situación mundial, los productos que no satisfacen los deseos del consumidor, se van al fracaso.

EL REY INDISCUTIBLE  “NOKIA”

Resulta difícil explicar cómo una compañía de un país de apenas cinco millones de habitantes próximo al Polo Norte fue capaz de dominar durante más de una década el mundo de las telecomunicaciones, uno de los sectores tecnológicos más competitivos y cambiantes.Nokia, el dios de la telefonía. Si alguien quería un móvil, cuyo mercado estaba en auge, la opción más fiable y segura eran los finlandeses. No por nada gran parte de los móviles más vendidos de la historia son suyos.Nokia estaba en la cima. Ha tenido tantos móviles icónicos que hasta estos tiempos se han atrevido a renovar uno de sus hitos en ventas, el Nokia 3310, incluso tenía su sistema operativo propio que predominaba en la mayoría de mercados. Aunque lo que realmente impulsó a esta mítica marca hacia el estrellato fueron sus teléfonos de calidad, con diseños rompedores y puestos a la última en lo que a hardware se refiere.

LA SOBERBIA DEL REY

Los tiempos cambian y, es cierto que embarcarse en una aventura que apenas apareció en el panorama, es arriesgado. Nadie daba un duro por Android al principio. Nokia optó por la estrategia de lo tradicional, lo que me lleva funcionando años vencerá a lo nuevo. Siguieron usando sus pantallas resistivas, es decir, las que funcionaban a presión frente a las intuitivas capacitivas. Su sistema operativo propio, Symbian sacó versiones más avanzadas, como Belle, y seguía haciendo hincapié en su referente fotográfico, las cámaras Carl Zeiss las cuales puede que volvamos a ver en la actualidad. Y la gente se olvidó de Nokia, apostando por Android.

Pasaron de ser un referente a una vieja gloria. Y todo el mundo esperaba que Nokia se subiera al carro de Android para recuperarse, y tomar al toro por los cuernos y dar un golpe en la mesa. Y sí, volvió a ocurrir. No sólo no optaron por Android ni por las pantallas capacitivas, sino que además, se aliaron con Microsoft, el tercero en discordia frente a Apple y Google. Microsoft ya había dado sus piquitos en telefonía, pero sin pena ni gloria. La cosa es que pensaron que salvando a Nokia y haciéndolo la cara visible de su nueva gama de smartphones con Windows Phone, todo iría bien. Y no se dieron cuenta que si Nokia y Microsoft habían sucumbido ante Android, poco iban a hacer frente a él juntos. Mientras Microsoft salvaba a Nokia, estos comercializaban sus famosos Lumia, aportando servicios de localización. Un acuerdo de varios años de duración.

Tras unos años en la sombra en los que el Lumia no acabó de cuajar y su acuerdo con Microsoft no llegaba a ningún lado, todos vimos a Nokia arrepentirse de su cadena de malas decisiones, y atado por las cadenas de Bill Gates que le obligaban a seguir con Windows Phone hasta el final del contrato. Se dio cuenta de que el mercado manda, aunque a algunos no les guste: Nokia debería haber tirado por Android desde el principio, y dejarse de experimentos raros.

CONCLUSIONES

Nokia fue la empresa dominante del mercado en los años noventa, consiguiendo hacer de los teléfonos móviles un dispositivo para todo el mundo, alejándolo de la imagen elitista que tenían estos productos gracias a la una combinación de calidad y buen precio. Justamente estas características fueron las que la mantuvieron durante muchos años en la cima de las ventas. Sin embargo, los años fueron pasando y con estos la tecnología revolucionó, en este nuevo escenario apareció iphone con iOS y Google lanzó Android. Los dos sistemas antes mencionados tuvieron una gran acogida en el mercado, la respuesta de Nokia ante la nueva competencia fue seguir con su estilo tradicional para marcar la diferencia. Esta decisión llevó al imperio de Nokia a caer, debido a que el mercado de la tecnología va evolucionando de manera rápida y las empresas deben estar en constante innovación, es decir, salir de su zona de confort, poder arriesgarse sin importar que exista una probabilidad al fracaso, ya que si no se pueden adaptar a la nueva demanda de los consumidores esto llevará a un fracaso definitivo.

BIBLIOGRAFIA

https://andro4all.com/2017/03/nokia-proximo-rey-android

http://mundocontact.com/nokia-la-caida-del-gigante-de-telefonia-movil/

https://introneuromarketing.weebly.com/historia-de-nokia.html